Vulvectomía simple

Recomendaciones perioperatorias

Vulvectomía Simple

INTRODUCCIÓN

La vulvectomía simple es una cirugía que extirpa la vulva, el genital femenino más externo y visible directamente.

La vulva está compuesta por los labios mayores, los labios menores y el clítoris. Además en la vulva termina la vía urinaria (meato urinario) y  la vagina (entrada vaginal

Según el caso, se necesita extirpar toda o solamente la parte de vulva que se ve afectada.

Indicación

La vulvectomía simple está reservada para el tratamiento de las lesiones que dan riesgo de cáncer de vulva, llamadas neoplasias intraepiteliales vulvares (NIV). y ocasionalmente para otras patologías.

Las neoplasias intraepiteliales vulvares no se consideran cáncer, porque solo afectan el tejido donde se originaron; sin embargo, con los años pueden convertirse e invadir los tejidos vecinos y más tarde, órganos a distancia.

OBJETIVOs

La vulvectomía simple tiene 2 objetivos:

  • Confirmar el diagnóstico: descartar que no haya malignidad, determinar la extensión de la lesión y establecer si pudo ser retirada con márgenes libres
  • Hacer el tratamiento.  

En la mayoría de casos hay correspondencia entre el resultado de la biopsia y la cirugía, y se puede extirpar toda el área de riesgo de cáncer con lo cual se da por diagnosticada y tratada la lesión, pasándose a controles.  Pero, no siempre es así.  

Puede ocurrir que el problema sea más grave o más extenso. Entonces, el resultado sirve como punto de partida de un tratamiento más complejo.

Preparación

Previo a la cirugía:

  • Avisarme si podría menstruar cerca a la fecha programada para la cirugía.
  • Informarme de alergia a medicamentos.
  • Avisarme si está tomando medicamentos y si padece de enfermedades crónicas.
  • Coordinar los exámenes e interconsultas de preoperatorio.
  • El día previo almorzar y cenar dieta de líquida amplia (caldos, mazamorras y jugos)
  • Ayunar como mínimo 8 horas antes de la cirugía, no comer ni beber nada en ese lapso.
  • Presentarse  1 hora antes de la hora programada para la cirugía. 
  • Enviarme al 977-200-911 el número de celular del familiar con quién pueda comunicarme del resultado de la cirugía o por algún imprevisto.

Después de la cirugía

  • Permanecer en cama con las piernas semiflexionadas y entreabiertas la mayor parte del tiempo para facilitar la adecuada cicatrización de la herida operatoria durante los días de hospitalización y luego  en casa hasta completar 7 días.
  • Aplicar baño de asiento después de cada micción y deposición: vertir una cantidad generosa de agua de adelante hacia atrás sobre la zona operada, seguido de secado con toalla limpia en forma de toques.
  • Tomar dieta sin fibra para retrasar las deposiciones durante los primeros días posteriores a la cirugía.
  • Permanecer con sonda Foley  durante la hospitalización (o en casa si se decide la cirugía ambulatoria).
  • Asearse a diario con agua y jabón en ducha después del alta.
  • Caminar por periodos cortos de 1 a 3 minutos a intervalos de 1 a 2 horas de cama.
  • Evitar sentarse los primeros días o estarlo muy brevemente, o estar en posición semisentada. 

ALTERNATIVAS

La cirugía es el tratamiento de elección para las Neoplasias intraepiteliales vulvares.

Cuando la cirugía es riesgosa (por ejemplo, la paciente tiene otras enfermedades que la ponen en riesgo durante la cirugía) se puede optar por la radioterapia o por la aplicación de imiquimod.

Debo mencionar que la radioterapia puede tener mayores complicaciones y secuelas que la cirugía; y, la aplicación de imiquimod, menor efectividad para controlar la NIV

COMPLICACIONES

Infección y hematomas

La operación de vulvectomía conlleva dos riesgos importantes: infección de la herida operatoria y sangrado con formación de hematomas (colecciones de sangre en la zona operatoria). Se comprende que el riesgo de infección se debe a la ubicación próxima al ano, zona de gran densidad de gérmenes y el riesgo de hematomas a la tensión a que queda sometida el área operada.

Dehiscencia de la herida

Otro riesgo, menos frecuente, es la dehiscencia de herida operatoria, que es la separación de los bordes de la herida por desgarro de los puntos. Pueder ser secundarias a hematomas, infección, tracciones beuscas y fuertes en la herida.

Alteración del chorro urinario

Si la lesión está próxima al meato urinario (la salida del conducto urinario), puede ocurrir alteraciones en la micción. 

Limitaciones temporales

También suele ocurrir limitaciones temporales para caminar y estar en posición sentada y en cuclillas. 

Además, restricción temporal de la actividad sexual (al menos 2 meses, a veces más según evolución) seguido de reanudación cuidadosa. 

Según la afectación de la herida por la micción, puede ser necesaria o no la colocación de un catéter urinario para facilitar la micción sin comprometer la cicatrización de la herida.

Restricciones en la dieta para alejar la reanudación de las deposiciones por algunos días.

Riesgo de COVID-19

Actualmente, en el contexto de la pandemia COVID-19, se suma el riesgo de infección por coronavirus, inclusive con todas las medidas, queda la posibilidad de infección. 

Lo que debes saber para diagnosticar temprano el cáncer de vulva.
La vulva es accesible y la presencia de un cáncer en este …
Lo que debe saber sobre el sangrado que ocurre con las relaciones sexuales
El sangrado postcoital es el que ocurre posterior al coito vaginal. Tiene …