¿Es cierto que las pacientes con cáncer de mama no deben vacunarse contra la COVID-19 del lado operado?

Sí, es cierto. Algunas pacientes con cáncer de mama deben evitar la vacuna contra la COVID-19 en el lado de la cirugía.

A las pacientes con cáncer de mama que han tenido cirugía de extracción de los ganglios axilares (disección radical de axila o mastectomía radical) se les recomienda evitar la aplicación de inyectables, incluida la vacuna contra la COVID-19, en la extremidad del lado operado por el riesgo de celulitis.

Las pacientes que no requirieron cirugía en la axila, o a quienes solo les realizaron la biopsia del ganglio centinela, no tienen el riesgo mencionado. Sin embargo, deben advertir a su oncólogo en caso tengan un control clínico o de imágenes de la mama a pocos días de la aplicación de la vacuna contra la COVID-19, ya que puede ocurrir un aumento de volumen de los ganglios axilares del lado de la vacunación, que cause preocupación innecesaria.

La efectividad de la vacuna contra la COVID-19 es menor en la paciente con cáncer. ¿Cierto o falso?

Es probable que sea cierto. Se presume que los pacientes oncológicos que tengan afectada la inmunidad al momento de la aplicación de la vacuna contra la COVID-19 podrían tener una menor respuesta inmune.

Por el momento, solo se puede suponer que la efectividad de la vacuna sea afectada por el cáncer, ya que todavía no se cuenta con información científica comprobada.

Los pacientes podrían estar especialmente afectados en su respuesta inmune en la fase de aplicación de quimioterapia o recibiendo radioterapia que irradie extensamente la médula ósea. También en los pacientes con neoplasias activas de la sangre o del sistema linfático (de defensa del cuerpo), como la leucemia o linfoma.

Tengo cáncer ¿Puedo recibir vacuna contra la COVID-19?

Sí. Los pacientes con cáncer pueden y es recomendable que se vacunen contra la COVID-19. Consulte a su médico tratante el momento más apropiado para vacunarse.

También pueden vacunarse contra la COVID-19 los pacientes oncológicos que ya recibieron tratamiento, estén o no en seguimiento.

Síntomas que pueden requerir atención a pesar de la pandemia

Importante: Aquí nos referiremos solamente a las pacientes de la especialidad de Ginecología Oncológica en seguimiento después de haber recibido tratamiento completo.

Las pacientes con antecedente de haber sido tratadas de cáncer ginecológico (cuello uterino, ovario, endometrio, vulva. mama) o lesiones intraepiteliales del cuello uterino (NIC2, NIC 3 carcinoma in situ) pueden requerir control, si presentan cualquiera de lo siguiente:

  • Sangrado vaginal que ya había sido controlado o que aparece por primera vez
  • Flujo vaginal, en especial si tiene mal olor.
  • Dolor en vientre o abdomen que no estaba antes (no me refiero a las molestias que suelen quedar después de las cirugías)
  • Aumento de volumen abdominal que ya había sido controlado o que se presenta por primera vez
  • Reaparición o aparición de «bultitos» en la zona original del tumor, en sus alrededores o en cualquier parte del cuerpo.
  • Tenía un control de imágenes con resultado sospechoso que no se llegó a evaluar antes de la cuarentena.
  • Tenía resultados de marcadores tumorales aumentados que no se llegaron a evaluar antes de la cuarentena.
  • Tenía un control de biopsia, Papanicolaou o Test de Virus de Papiloma Humano que salió anormal que no se llegó a evaluar antes de la cuarentena.

Sí presenta estas manifestaciones o resultados sin evaluación ponerse en contacto con su médico tratante, para que defina la necesidad de atención médica urgente o la postergación adicional.

Tengo antecedente de lesión o cáncer: ¿Qué pasará con mi control?

¿Qué pasará con mi control? es la pregunta que se están haciendo muchas pacientes en seguimiento por lesiones o cáncer tratado que ya les tocaba su control. La respuesta es, se procurará atenderla en el momento más apropiado, sopesando el riesgo de recurrencia de la neoplasia contra el de enfermar gravemente por coronavirus.

La consulta y procedimientos médicos se han suspendido durante la cuarentena para reducir el riesgo de infección por el coronavirus. Las pacientes con antecedente de cáncer tienen un riesgo aumentado de padecer la forma grave de COVID-19. La asistencia a centros de atención de salud conlleva un riesgo de infección por coronavirus. Entonces, antes de atenderlas, hay que sopesar el riesgo/beneficio de la atención en la fecha que le corresponde contra el de diferir el control para cuando mejore la pandemia.

En términos generales , podemos afirmar que la mayoría pacientes pueden esperar hasta que el control de la pandemia mejore. Sin embargo, en algunas mujeres el riesgo de recurrencia puede ser alto y la necesidad de atención supera el riesgo de COVID-19. En caso de duda, la teleconsulta puede ayudar a decidir según riesgo/beneficio.

Después de la cuarentena cuando la COVID-19 este mejor controlada, se reanudará la atención médica en clínicas y hospitales. Es deseable que esta atención se reanude bajo protocolos de atención que reduzcan el riesgo de rebrote de la COVID-19, idealmente seleccionando a las pacientes que requieren atención presencial mediante teleconsulta, de manera que se atienda en persona solo a las pacientes que no admitan postergación. Algunos casos, muy urgentes, también pueden ser vistos en consulta presencial, inclusive durante la cuarentena.

Tenía programada una cirugía ¿Qué pasará?

Las pacientes con sospecha o diagnóstico de cáncer con cirugía programada, pero diferida por la imprevista pandemia del COVID-19 están preguntándose: – ¿Qué pasará conmigo?.

La situación es riesgosa para todos por la pandemia del COVID-19, en especial para las pacientes con cáncer en espera de cirugía. Trataré de orientarlas. Pero antes debo precisar dos hechos.

En primer lugar, hay evidencia de riesgos adicionales cuando se opera pacientes con cáncer e infección por coronavirus, y al momento, no se puede lograr 100% de certeza de que pacientes y profesionales de la salud esten libres del virus al momento de la cirugía:

  • Riesgos para la paciente, sustentados en evidencia escasa y limitada, pero evidencia al fin, de que operar a una paciente con cáncer e infección por coronavirus (y podría estar infectada al momento de la cirugía sin que lo podamos detectar) aumenta el riesgo de  enfermedad severa y muerte por el coronavirus.
  • Riesgos para el personal de salud, basado en reportes de personal con enfermedad severa por el coronavirus cuando se opera pacientes infectadas y que no se pudieron detectar.

En segundo lugar, desde el punto de vista de salud pública,  en tanto no se haya logrado la contención de la infección por coronavirus, el sistema de salud estará orientado a esta enfermedad, dejando pocos recursos y seguridad para la cirugía programada de pacientes con cáncer.

En la medida que se vayan implementando recursos y procesos para establecer flujos de pacientes y procedimientos de bajo riesgo de infección por coronavirus, se irá retomando las cirugías, priorizando los casos de cáncer de mayor riesgo.

Entonces, ¿qué puede pasar con la programación de su cirugía?

La premisa es que cada caso es individual y las desiciones que se tomen pueden variar.

A continuación los posibles desenlaces:

1) Que se mantenga la propuesta quirúrgica. En este caso, su médico tratante encuentra que el riesgo de operar es menor que el de padecer enfermedad severa por coronavirus y los beneficios de la cirugía superan el de otras opciones de tratamiento como quimioterapia y/o radioterapia.

Si se mantiene la decisión de operar, su caso será priorizado según el otro riesgo, el del cáncer. Es decir, podrían indicarle que es necesario operarla lo más pronto, o que espere un tanto más.

En el caso de cirugía, la mayoría de centros, añadirán la toma de pruebas de coronavirus antes de operar.

2) Que se cambie la propuesta de tratamiento

 Si los riesgos de la cirugía son altos, le propondrán otras opciones que incluyen: diferir un poco más el tratamiento,  o indicarle quimioterapia y/o radioterapia que genera menores riesgo por el coronavirus, u ofrecerle quimioterapia para operarla después, en tanto mejora el control del coronavirus.  La alternativa se tiene que adecuar a cada caso

En resumen: En el contexto, de la pandemia, todas las alternativas de tratamiento oncológico  tienen más riesgos que los habituales, su médico se esforzará en proponer la alternativa de menor riesgos y más beneficios. 

Según esto, puede mantenerse o cambiarse la propuesta quirúrgica dependiendo del balance entre el riesgo de operar el cáncer en el contexto de la pandemia contra los beneficios comparados de otras alternativas de manejo como quimioterapia y/o radioterapia.

Sobre el momento para iniciar el tratamiento dependerá del balance de riesgos entre actuar ya o después.

Paciente Oncológica: 5 RAZONES PARA QUEDARSE EN CASA EN LA CUARENTENA NACIONAL

Dr. Gorky Bances.

¿Estás recibiendo atención Oncológica? Aquí tienes 5 razones que explican porque quedarte en casa en el periodo de aislamiento social nacional también es lo más apropiado para tí.

1) Disminuyes la posibilidad de infectarte con el coronavirus. Recuerda que el cáncer aumenta el riesgo de enfermar gravemente por este virus e inclusive de morir.
2) Disminuyes el riesgo de infección por coronavirus de los tuyos (de los que te cuidan, de los que te quieren y/o de los que dependen de tí)
3) El coronavirus pone en riesgo la salud y la vida en el corto plazo; en cambio, el cáncer en el mediano y largo plazo, dando un poco más de tiempo para ser atendido después.
4) Si te mantienes libre de contagio de coronavirus, será más fácil priorizar la atención oncológica cuando pase la cuarentena nacional.
5) Si te infectas con el coronavirus, incluso sin enfermar, corres el riesgo de postergar más la atención oncológica. Si enfermaras por el coronavirus, el tratamiento oncológico pasaría a segundo plano.

Recuerda: Estas recomendaciones no aplican para algunas pacientes con diagnóstico de cáncer agresivo en quimioterapia o radioterapia en curso (seleccionadas por el especialista que las atiende). Tampoco para las situaciones de emergencia. Si consideras que lo tuyo es urgente, puedes consultarlo gratuitamente al WhatsApp: +5113651412.