¿Qué es un tumor pélvico?

Celia de 57 años buscó atención médica por aumento del vientre de 3 meses. El médico le encontró una masa en la pelvis al realizar el examen ginecológico y la ecografía sin poder precisar el órgano de origen, informándole que tenía un tumor pélvico.

Celia aún no entiende bien a que se refierió el médico con tumor pélvico.

Lo primero que le explico es que un tumor pélvico puede ser de cualquiera de los órganos que se alojan en la pelvis:

  • Puede ser de un órgano de la reproducción como el ovario, el útero o las trompas de Falopio.
  • También puede ser de la vía urinaria ubicada en la pelvis, por ejemplo de la vejiga.
  • Incluso podría originarse en el recto, parte del colon, o asa intestinal delgada ubicada en la zona, todas ellas del aparato digestivo, o;
  • Puede ser de los tejidos blandos o huesos de la pelvis

En segundo lugar, le explico que la dificultad para hallar el origen suele deberse a que el tumor ha crecido y comprometido varios órganos a la vez, o los ha desplazado u ocultado.

Tercero, le explico que es importante conocer el origen y naturaleza del tumor, ya que de esto depende las opciones de tratamiento y el pronóstico. Para ello, pueden ser necesarios varios estudios adicionales como tomografías, resonancia magnética, colonoscopia, marcadores tumorales y hasta exploración quirúrgica con biopsia.

El tumor puede ser de naturaleza benigna, si no ha invadido otros tejidos ni órganos; o, maligno, ha invadido los tejidos cercanos y saltado a órganos alejados (metástasis).

Aprovecho para darle ejemplos de tumores según el origen y naturaleza:

  • Cuando los tumores se originan en el útero suelen ser miomas, de naturaleza benigna; o, raramente pueden ser sarcomas, de naturaleza maligna. También pueden originarse en la capa interna del útero: cáncer de endometrio
  • Los tumores de ovario o trompas uterinas pueden ser benignos o malignos, y de cada uno hay gran variedad.
  • Los tumores de tejidos blandos malignos son raros, por lo general son sarcomas; los benignos son más frecuentes, por ejemplo, lipomas y fibromas.

En suma, un tumor pélvico puede ser maligno o benigno, y puede haberse originado en cualquiera de los órganos de la pelvis, suele ser necesario varios estudios incluyendo cirugía para asegurar el diagnóstico y tratamiento.

Detección precoz de cáncer de ovario

A la fecha de redacción, no existe un método eficaz para detectar temprano el cáncer de ovario. Esta limitación de la medicina afecta a muchas mujeres que desarrollan cáncer de ovario y recién pueden ser diagnosticadas cuando es avanzado.

El cáncer de ovario temprano es altamente curable solo con cirugía; pero, es difícil de diagnosticar. En tanto, el cáncer avanzado de ovario es difícil de controlar a costa de tratamientos complejos de cirugía, quimioterapia y a veces de terapia biológica, y suele ser el estado habitual de diagnóstico.

Ecografía ginecológica

La ecografía anual de la zona ginecológica podría detectar varios cánceres precoces de ovario; sin embargo, este método no es seguro porque podría dejar pasar los de rápido crecimiento debido a que en el lapso anual entre controles podría quedar largo.

Dicho con ejemplo, después de tener una ecografía normal de chequeo, en una mujer podría crecer un cáncer de ovario rápidamente hasta un estado avanzado antes de que pueda ser detectado temprano por el siguiente control.

En el otro extremo, la ecografía puede inducir a intervenciones quirúrgicas innecesarias.

Marcador tumoral CA125

El CA125 es un marcador de cáncer de ovario que se busca en la sangre; pero, tampoco asegura la detección temprana, pues suele estar elevado recién cuando el cáncer de ovario es avanzado.

Síntomas de alarma

Es importante estar alerta a los signos de alarma del cáncer de ovario, inclusive si tuviera una ecografía ginecológica normal de pocos meses:

  • Aumento del volumen abdominal que no se explica por otras razones
  • Deseos frecuentes de ir al baño
  • Sensación de llenura habiendo comido poco
  • Dolor en el vientre
  • Sensación de bulto con movimientos bruscos como los que se hacen al correr, saltar.

Ninguno de los síntomas mencionados es típico del cáncer de ovario, es más, es frecuente que se deban a otras causas. Pero, es necesario actuar pronto, y solicitar una ecografía del área ginecológica cuando el estudio de las otras causas más frecuentes de los síntomas no encuentren el origen.

Conclusión

Con todas las limitaciones que tienen la ecografía del área ginecológica y el CA 125, estas siguen siendo las pruebas básicas para el diagnóstico del cáncer de ovario ante la presencia de cualquiera de estos síntomas inespecíficos, aun cuando muchas veces no logren identificarlo en estadio temprano.

6 síntomas de alarma de cáncer ginecológico

Preste atención ante los siguientes síntomas, pueden indicar cáncer ginecológico:

  1. Sangrado vaginal en la menopausia
  2. Sangrado vaginal que no corresponde a la menstruación
  3. Sangrado vaginal con las relaciones sexuales
  4. Flujos o descensos de más de 2 semanas que no ceden con óvulos ni tratamientos habituales
  5. Aumento de volumen abdominal que no corresponde a aumento de peso por comer más.
  6. Erosiones, úlceras o tumores en vulva que tienen más de 2 semanas y no ceden con tratamientos habituales

No dude en buscar ayuda médica especializada.

4 síntomas de alarma de cáncer de ovario

El cáncer de ovario da síntomas que pueden confundirse con los que provocan otros problemas o condiciones normales.

Busque ayuda médica si se presentan los siguientes síntomas:

  1. Aumento de volumen abdominal que no corresponde a embarazo ni gordura.
  2. Sensación de pesadez abdominal
  3. Dolor de vientre con movimientos bruscos o activos como saltar, correr, bailar, etc.
  4. Sensación de llenura habiendo comido poco.

Todos estos síntomas pueden deberse a otros problemas más frecuentes y solo ocasionalmente a tumores en el ovario. Pero es necesario que se definan.