Tengo antecedente de lesión o cáncer: ¿Qué pasará con mi control?

¿Qué pasará con mi control? es la pregunta que se están haciendo muchas pacientes en seguimiento por lesiones o cáncer tratado que ya les tocaba su control. La respuesta es, se procurará atenderla en el momento más apropiado, sopesando el riesgo de recurrencia de la neoplasia contra el de enfermar gravemente por coronavirus.

La consulta y procedimientos médicos se han suspendido durante la cuarentena para reducir el riesgo de infección por el coronavirus. Las pacientes con antecedente de cáncer tienen un riesgo aumentado de padecer la forma grave de COVID-19. La asistencia a centros de atención de salud conlleva un riesgo de infección por coronavirus. Entonces, antes de atenderlas, hay que sopesar el riesgo/beneficio de la atención en la fecha que le corresponde contra el de diferir el control para cuando mejore la pandemia.

En términos generales , podemos afirmar que la mayoría pacientes pueden esperar hasta que el control de la pandemia mejore. Sin embargo, en algunas mujeres el riesgo de recurrencia puede ser alto y la necesidad de atención supera el riesgo de COVID-19. En caso de duda, la teleconsulta puede ayudar a decidir según riesgo/beneficio.

Después de la cuarentena cuando la COVID-19 este mejor controlada, se reanudará la atención médica en clínicas y hospitales. Es deseable que esta atención se reanude bajo protocolos de atención que reduzcan el riesgo de rebrote de la COVID-19, idealmente seleccionando a las pacientes que requieren atención presencial mediante teleconsulta, de manera que se atienda en persona solo a las pacientes que no admitan postergación. Algunos casos, muy urgentes, también pueden ser vistos en consulta presencial, inclusive durante la cuarentena.

Tengo infección por coronavirus

Usted es sospechosa de estar infectada por el coronavirus-2 o ya le han diagnosticado mediante alguna de las pruebas, y solo presenta síntomas leves o ninguna molestia en absoluto, entonces es probable que este siguiendo cuarentena en casa.

Si además tiene antecedente de cáncer, está cursando con cáncer o en estudio por sospecha de cáncer, es importante que cepa que tiene un mayor riesgo de desarrollar la forma grave de COVID-19. Verificar si necesita atención especial aquí

Le ofrecemos las siguientes recomendaciones:

  • Deberá estar aislada en una habitación bien ventilada. Preferible con ventanas hacia el exterior abiertas. De no tener habitación personal recluirse en la zona menos transitada de su hogar marcando los límites. Toda la casa debe estar bien ventilada (ventanas y de ser posible puertas abiertas). En otoño e invierno procure mantener la ventilación, pero protegiéndose del frío.
  • No comparta sus espacios dentro de la casa con el resto (como la sala, el baño o la cocina). En caso de que necesite transitar por su domicilio, deberá tener una mascarilla. Además, las áreas deben estar ventiladas.
  • Si debe acudir a una consulta médica, deberá usar una mascarilla simple durante todo el tiempo que esté fuera de su casa. Si es posible, solicitar una teleconsulta. Si le indican que tiene que evaluarse de forma presencial, preferible que lo atiendan a domicilio.
  • Deberá lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón entre 20 y 30 segundos (preferible) o utilizar gel antibacterial a base de alcohol, especialmente después de toser, estornudar o usar pañuelos desechables. Ten en cuenta que el gel antibacterial no reemplaza el lavado de manos con jabón.
  • Mientras dure la enfermedad o presente síntomas, no deberá ir a trabajar, estudiar, hacer compras ni realizar actividades que requieran esfuerzo físico.
  • Tampoco debe realizar limpieza de casa ni cocinar (otra persona debe encargarse)
  • Asegúrese de tener un tacho de basura de uso personal recubierto con una bolsa plástica de desechos (o solo bolsa plástica de desechos) donde colocará todos sus desperdicios (papel higiénico, tollas de papel o lo que hubiere sido usado para estornudar o limpiar sus secreciones)
  • También use una bolsa para poner la ropa sucia antes de alcanzarla a quien le apoye.
  • Si vive sola, procure conseguir la asistencia de algún familiar, amigo o vecino. Que le deje alimentos y medicamentos en la puerta, evitando el contacto directo.

Tenía programada una cirugía ¿Qué pasará?

Las pacientes con sospecha o diagnóstico de cáncer con cirugía programada, pero diferida por la imprevista pandemia del COVID-19 están preguntándose: – ¿Qué pasará conmigo?.

La situación es riesgosa para todos por la pandemia del COVID-19, en especial para las pacientes con cáncer en espera de cirugía. Trataré de orientarlas. Pero antes debo precisar dos hechos.

En primer lugar, hay evidencia de riesgos adicionales cuando se opera pacientes con cáncer e infección por coronavirus, y al momento, no se puede lograr 100% de certeza de que pacientes y profesionales de la salud esten libres del virus al momento de la cirugía:

  • Riesgos para la paciente, sustentados en evidencia escasa y limitada, pero evidencia al fin, de que operar a una paciente con cáncer e infección por coronavirus (y podría estar infectada al momento de la cirugía sin que lo podamos detectar) aumenta el riesgo de  enfermedad severa y muerte por el coronavirus.
  • Riesgos para el personal de salud, basado en reportes de personal con enfermedad severa por el coronavirus cuando se opera pacientes infectadas y que no se pudieron detectar.

En segundo lugar, desde el punto de vista de salud pública,  en tanto no se haya logrado la contención de la infección por coronavirus, el sistema de salud estará orientado a esta enfermedad, dejando pocos recursos y seguridad para la cirugía programada de pacientes con cáncer.

En la medida que se vayan implementando recursos y procesos para establecer flujos de pacientes y procedimientos de bajo riesgo de infección por coronavirus, se irá retomando las cirugías, priorizando los casos de cáncer de mayor riesgo.

Entonces, ¿qué puede pasar con la programación de su cirugía?

La premisa es que cada caso es individual y las desiciones que se tomen pueden variar.

A continuación los posibles desenlaces:

1) Que se mantenga la propuesta quirúrgica. En este caso, su médico tratante encuentra que el riesgo de operar es menor que el de padecer enfermedad severa por coronavirus y los beneficios de la cirugía superan el de otras opciones de tratamiento como quimioterapia y/o radioterapia.

Si se mantiene la decisión de operar, su caso será priorizado según el otro riesgo, el del cáncer. Es decir, podrían indicarle que es necesario operarla lo más pronto, o que espere un tanto más.

En el caso de cirugía, la mayoría de centros, añadirán la toma de pruebas de coronavirus antes de operar.

2) Que se cambie la propuesta de tratamiento

 Si los riesgos de la cirugía son altos, le propondrán otras opciones que incluyen: diferir un poco más el tratamiento,  o indicarle quimioterapia y/o radioterapia que genera menores riesgo por el coronavirus, u ofrecerle quimioterapia para operarla después, en tanto mejora el control del coronavirus.  La alternativa se tiene que adecuar a cada caso

En resumen: En el contexto, de la pandemia, todas las alternativas de tratamiento oncológico  tienen más riesgos que los habituales, su médico se esforzará en proponer la alternativa de menor riesgos y más beneficios. 

Según esto, puede mantenerse o cambiarse la propuesta quirúrgica dependiendo del balance entre el riesgo de operar el cáncer en el contexto de la pandemia contra los beneficios comparados de otras alternativas de manejo como quimioterapia y/o radioterapia.

Sobre el momento para iniciar el tratamiento dependerá del balance de riesgos entre actuar ya o después.

Familiar COVID19 positivo : ¿Cómo actuar?

Si un familiar tuyo ha contraído coronavirus o es sospechoso de tenerlo, y presenta síntomas leves o no presenta ninguna molestia, puede permanecer en su hogar. Para poder atenderlo de manera segura, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1) Limitar el número de personas encargadas del paciente. La persona que deba atender al paciente deberá gozar de buena salud y no puede tener enfermedades crónicas o que afecten a su respuesta inmunitaria.

2) No se debe permitir el ingreso de visitantes.

3) Aplicar las medidas de higiene de manos después de cualquier tipo de contacto con el paciente o con su entorno inmediato. Asimismo, se debe seguir la misma indicación antes y después de preparar alimentos, antes de comer, después de usar el baño y siempre que se advierta suciedad en las manos.

4) La persona encargada del cuidado del paciente deberá utilizar una mascarilla médica simple bien ajustada que cubra la boca y la nariz cuando se encuentren en la misma estancia que el paciente.

5) Las sábanas, toallas, platos y cubiertos utilizados por el paciente no deben compartirse con otras personas. Después de su uso, deberán lavarse con agua y jabón, evitando mezclarlos con prendas de otras personas. No es necesario desecharlos.

6) La ropa, toallas, ropa de cama y demás prendas de las personas enfermas o sospechosas de tener la enfermedad no deben mezclarse con prendas de los demás familiares al momento del lavado.

7) Es necesario desinfectar diariamente las superficies de uso cotidiano (mesa de noche, muebles de dormitorio).

8) El cuarto de baño y retrete deberán ser limpiados y desinfectados con lejía al menos una vez al día.

9) Los guantes, las mascarillas y cualquier otro desecho deben colocarse en un recipiente con tapa situado en la habitación del paciente y posteriormente eliminarse como desechos infecciosos.

10) Para eliminar dichos residuos se deberá cerrar herméticamente la bolsa, rociarla con una solución de lejía (al 1%) y colocarla en otra bolsa. Las bolsas no se deben abrir por ningún motivo.

11) Los tachos que contuvieron los residuos deben ser lavados y desinfectados con solución de lejía (al 1%). Después de desinfectar el recipiente, deberás lavarte las manos con agua y jabón.

12) Durante todo el proceso de recuperación, es importante mantener comunicación con el médico tratante o personal sanitario calificado y seguir sus instrucciones sobre el tratamiento del paciente.

Fuente: Recomendaciones Ministerio Salud

COVID 19: ¿Cuándo necesito atención de emergencia?

En tiempos de COVID, necesita atención por emergencia, sí nota cualquiera de lo siguiente en usted, su familiar o compañero de hogar:

  • Sensación de que le falta de aire o dificultad para respirar
  • Desorientación o confusión.
  • Fiebre alta mayor a 38°C persistente por más de dos días seguidos.
  • Dolor en el pecho.
  • Coloración azul en los labios

Inmediatamente, llame 106,  servicio de ambulancias SAMU especialmente dispuesta para el traslado de pacientes con infección demostrada o sospechosa de coronavirus que se hayan complicado seriamente, o  al 117 (ESSALUD).


Fuente: https://www.gob.pe/coronavirus



COVID19, siguiente medida: Desarrollo de aislamiento y protección selectivos

Si bien el aislamiento social general está desacelerando la propagación del coronavirus en el Perú, siendo necesaria su aplicación aún cuando su costo económico nacional sea alto, me atrevo a proponer, adicionalmete, el desarrollo de aislamiento selectivo estricto acompañado de medidas de protección para los que se afectarían.

La finalidad sería:

  1. Que se consolide el control de la propagación del virus
  2. Que reemplace al aislamiento social general cuando los índices de propagación reviertan pero persista el riesgo de rebrote

¿En qué consistiría este aislamiento y protección selectivos?

El aislamiento selectivo estricto consistiría en confinar estrictamente en su hogar, albergue, área geográfica, localidad según sea más conveniente a los individuos sin síntomas o molestias menores con alto riesgo de haber sido infectados por el coronavirus (por ejemplo, que han tenido contacto o estuvieron en un lugar de reunión de un paciente COVID 19 positivo) hasta que se demuestre por pruebas de laboratorio que están libre de infección, o que estuvieron infectados pero que al momento ya no tienen capacidad de infección, o hasta que pase el periodo de seguridad del aislamiento.

Durante, el periodo de aislamiento estricto esas personas debieran recibir apoyo para cubrir sus necesidades básicas y puedan cumplir sus obligaciones sin que ningún aislado tenga que salir fuera del cerco impuesto, evitando la interacción con los otros miembros de la comunidad. Debieran tener apoyo monetario directo equivalente al que dejan de percibir por el periodo de inmovilización o facilidades para financiar sus gastos en servicios, alquileres, pagos de hipoteca etc. También, un marco normativo que prevenga el despido de su centro laboral.

En suma, se trataría de crear un protocolo de aislamiento estricto y protección selectivo que cree una barrera segura entre los infectados/sospechosos de infección y el resto de la comunidad desarrollado por un conjunto de equipos que interactuarían para asegurar ese fin y articulados desde el más alto nivel de ejecución.

En esta fase de aislamiento general se debiera desarrollar y fortalecer paralelamente el aislamiento selectivo que necesita una serie de herramientas que irían desde equipos de trabajo dedicados a indagar por los contactos del paciente COVID positivos dirigidos por personal entrenado en vigilancia epidemiológica e identificarlos en sus áreas geográficas, enlazados con equipos de acción que efectivamente los localizan e instruyen en el protocolo de aislamiento y que coordinan con el equipo de las fuerzas del orden que ayudarían ha hacer respetar el cerco estrictamente, con el equipo de trabajo encargado de aprovisionamiento y con el encargado de soporte monetario y protección laboral.

En la fase siguiente al aislamiento social general, el aislamiento selectivo, permitiría ejercer el control de los casos y contactos cada vez de forma más fina y que el resto de la población vaya retomando sus actividades progresivamente según convenga al control de la enfermedad y economía nacional. También para entonces tendría la experiencia y agilidad para controlar nuevos brotes cuyo riesgo estará presente hasta que se controle el COVID19 en el mundo sea por medidas de inmovilización, sea por el desarrollo de una vacuna segura.

Este aislamiento estricto y protección selectiva tendría diferentes niveles de aplicación individual, a nivel de hogar, de área geográfica local, de albergue, de localidad, de ciudad o de región según proponga el equipo de vigilancia epidemiológica central que sería el equipo que en última instancia recibiría toda la información de los equipos de vigilancia locales. Permitiendo al más alto nivel tomar las decisiones de envergadura nacional y regional como:

  • Abrir progresivamente fronteras entre ciudades, regiones, internacionales conforme convenga
  • Reactivar progresivamente actividades económicas, educativas, recreativas, etc

En cuanto al protocolo según el nivel debe difundirse medidas claras y precisas actualizadas y desarrolladas en el más alto nivel de forma unificada para el individuo, el hogar, el albergue, el àrea geográfica local, la ciudad o región que se afecte según convenga y conforme se desarrolle el conocimiento y tecnología contra el COVID 19.

¿Cuál sería el fundamento del aislamiento selectivo y en que se diferencia del aislamiento social general?

Para entender la propuesta de aislamiento selectivo empezaré explicando el fundamento del aislamiento social general: La diseminación de una infección como la del COVID 19 que depende de la interacción cercana y/o estar en las proximidades de la persona infectante al momento o poco después depende directamente de la movilidad y aglomeración de la comunidad afectada, y también del número de infectados. A mayor movilidad, aglomeración y número de infectados mayor propagación.

Si disminuimos la movilidad y aglomeración de la comunidad en general y mantenemos bajo el número de infectados, reducimos la velocidad de diseminación de la infección entre sus integrantes de manera que la enfermedad que provoque no rebase la capacidad de atención de los servicios de salud, esto es lo que hace el aislamiento social general con las medidas tomadas desde el gobierno peruano. Está intervención es muy útil, cuando desconocemos o prescindimos de la información de quienes son las personas con capacidad de trasmitir la infección. Es una medida sin discriminación y de alto costo económico y de coerción de libertad de los individuos.

El aislamiento social selectivo tendría su fundamento en lo siguiente: Si podemos identificar a los individuos con capacidad de trasmitir la infección (casos positivos por identificación del virus o enfermos altamente sospechosos de infección por COVID-19 usando solo criterios clínicos), o al menos si sospechamos de quiénes son los que tienen mayor posibilidad de ser transmisores (todos los contactos con/sin síntomas del individuo positivo), podemos aplicar aislamiento selectivo estricto de esas personas ayudando a reducir de manera más eficaz la transmisión.

Es deseable que a las personas aisladas de manera estricta se les brinde todas las facilidades para que se mantengan fuera de circulación circunscritos a sus hogares, albergues, edificios o localidades según sea la capacidad de discriminación y de aislamiento que se pueda ejercer.

Las medidas de aislamiento selectivo estricto debieran aplicarse lo más temprano posible para ser viables, ya que cuánto menor sea el número de infectados o con sospecha de infección, mayor sería la capacidad de aplicar las medidas selectivas.

El aislamiento selectivo no se contrapone a al aislamiento general. Ambos se complementan mejorando el control de la diseminación, y cuando se tenga indices favorables de contención de la diseminación, sería la intervención ideal para reemplazar el aislamiento general. Un aislamiento selectivo eficaz permitiría controlar con menor sacrificio. Pero, conseguir que sea efectivo requiere del desarrollo y afinamiento de sus procesos. Lo cual debe lograrse en su propio caminar, y usando experiencias semejantes pasadas(otro tipo de brotes) y en curso en algunos países en el contexto del COVID19.

Paciente Oncológica: 5 RAZONES PARA QUEDARSE EN CASA EN LA CUARENTENA NACIONAL

Dr. Gorky Bances.

¿Estás recibiendo atención Oncológica? Aquí tienes 5 razones que explican porque quedarte en casa en el periodo de aislamiento social nacional también es lo más apropiado para tí.

1) Disminuyes la posibilidad de infectarte con el coronavirus. Recuerda que el cáncer aumenta el riesgo de enfermar gravemente por este virus e inclusive de morir.
2) Disminuyes el riesgo de infección por coronavirus de los tuyos (de los que te cuidan, de los que te quieren y/o de los que dependen de tí)
3) El coronavirus pone en riesgo la salud y la vida en el corto plazo; en cambio, el cáncer en el mediano y largo plazo, dando un poco más de tiempo para ser atendido después.
4) Si te mantienes libre de contagio de coronavirus, será más fácil priorizar la atención oncológica cuando pase la cuarentena nacional.
5) Si te infectas con el coronavirus, incluso sin enfermar, corres el riesgo de postergar más la atención oncológica. Si enfermaras por el coronavirus, el tratamiento oncológico pasaría a segundo plano.

Recuerda: Estas recomendaciones no aplican para algunas pacientes con diagnóstico de cáncer agresivo en quimioterapia o radioterapia en curso (seleccionadas por el especialista que las atiende). Tampoco para las situaciones de emergencia. Si consideras que lo tuyo es urgente, puedes consultarlo gratuitamente al WhatsApp: +5113651412.

Complicaciones y secuelas del Cono LEEP

En la mayoría el cono LEEP es seguro y solo provoca problemas menores. Las complicaciones serías son excepcionales.

La complicación más frecuente e inmediata del cono LEEP es el sangrado vaginal que suele ser leve. Raramente ocurre hemorragia que requiera evaluación de emergencia, que en la mayoría de veces, el médico, resuelve con facilidad.

Después del cono LEEP, es común que exude un líquido de aspecto sucio por vía vaginal durante varios días que corresponde al proceso normal de cicatrización. Es rara, la infección y cuando ocurre el exudado vaginal tiene mal olor, y acompañan escalofríos, fiebre y/o dolor en el vientre.

Se ha descrito las siguientes secuelas en un porcentaje menor de mujeres: parto prematuro (pretermino), ruptura prematura de membranas, estenosis del canal endocervical (estrechamiento). La ocurrencia de abortos es  secuela rara.

Para que tenga una idea más precisa sobre el riesgo de parto pretermino que se define como parto que ocurre antes de las 37 semanas de embarazo, una revisión de estudios encontró que el parto pretermino ocurre en el 9% de mujeres que tienen antecedente de cono LEEP y en el 5% de las que no tienen este antecedente. En otras palabras, encontró un riesgo de 4% de partos pretérmino por el LEEP, lo que significa que a un 96% la cirugía no le afecto en esta secuela.

¿Qué es el cono LEEP?

El procedimiento de escisión eléctroquirúrgico con asa del cuello uterino (LEEP por sus siglas en inglés) es una cirugía menor ambulatoria que retira el extremo del cuello uterino, incluyendo el área que contiene la lesión usando un asa termoeléctrica. Se realiza con anestesia local (despierta) y en algunos casos con sedación y analgesia (dormida).

La cantidad de tejido que se retira en extensión lateral y en profundidad es variable y depende de cada caso. En términos generales, después del procedimiento queda suficiente cantidad de cuello uterino para soportar las demandas del embarazo y el parto en la mayoría.

El cono LEEP está indicado para el diagnóstico y/o tratamiento de las lesiones precursoras del cáncer de cuello uterino:

  • Lesiones escamosas de alto grado ( NIC 2, NIC3)
  • Lesiones escamosas de bajo grado persistentes (NIC 1 de más de 2 años de evolución)
  • Lesiones glandulares ( Adenocarcinoma in situ)
  • Para descartar/confirmar lesiones o cáncer de cuello uterino, que no se manifiestan claramente.

Los cuidados que debe tener después de un cono LEEP son los siguientes:

  • Reposo en cama el primer día posterior a la cirugía
  • Actividad física suave y por lapsos de poca duración por 14 días
  • Evitar actividad física intensa (por ejemplo, rutinas de gimnasio, trabajo pesado, por al menos 6 semanas)
  • No relaciones sexuales por al menos 6 semanas

¿Es cierto que el virus del papiloma humano no puede ser eliminado?

Falso. La mayor proporción de virus de papiloma humano es eliminado del cuerpo por la respuesta inmunológica.  En otras palabras, el virus del papiloma humano provoca casi siempre infecciones transitorios.

Una proporción menor de virus de papiloma humano de alto riesgo es capaz de permanecer, provocando infecciones persistentes. Se considera persistente a una infección que dure más de un año.

Las infecciones persistentes por el virus del papiloma humano de alto riesgo pueden provocar lesiones escamosas de bajo grado, lesiones escamosas de alto grado o lesiones glandulares.

Si la lesión escamosa es de bajo grado, aún se le puede dar, bajo control médico estricto cada 6 meses, hasta 2 años para que el cuerpo la elimine, y lo hace en la mayor proporción de casos. Si el cuerpo no logra eliminar la lesión de bajo grado, debe ser tratada.

Las lesiones de alto grado y las lesiones glandulares requieren tratamiento, salvo casos excepcionales y bajo control estricto por el especialista.

Es posible que una pequeña proporción de infecciones por el virus del papiloma humano pasen desapercibidas y se manifiesten en la menopausia.