Cáncer de cuello uterino Lesiones del cuello uterino

¿Qué es una lesión intraepitelial?

Una lesión intraepitelial es una alteración limitada a una pequeña área del epitelio, la capa que recubre el cuerpo, sus cavidades y glándulas.

La lesión intraepitelial puede desarrollarse en varios órganos. En el área ginecológica, es más frecuente en el epitelio que cubre el cuello uterino, por mucho. También puede ocurrir en el epitelio de vulva y vagina.

Tiene otros nombres: Displasia o Neoplasia Intraepitelial.

Esta alteración limitada al epitelio no se considera cáncer; sin embargo, una pequeña proporción de lesiones intraepiteliales puede evolucionar a cáncer.

Diferencia entre lesión intraepitelial y cáncer

A diferencia de la lesión intraepitelial, el cáncer no se limita al epitelio; el cáncer invade al tejido vecino y, puede diseminarse a otros órganos cercanos o lejanos.

La lesión intraepitelial está limitada al epitelio, el cáncer invade el tejido adyacente.

Características de las lesiones intraepiteliales

Una lesión intraepitelial no se ve sin ayuda; si queremos localizar y tomar biopsia a una lesión intraepitelial del cuello uterino, vagina o vulva necesitamos de la colposcopia.

Una lesión intraepitelial no da síntomas. La única forma de sospechar su existencia es mediante pruebas de rutina a mujeres en riesgo. Por ejemplo, Test de Papiloma Humano a partir de los 30 años cada 3 años, Papanicolaou a partir de los 20 años cada año, la combinación de Papanicolaou y Test de virus de Papiloma humano cada 5 años…

La mayor cantidad de lesiones intraepiteliales tiene bajo riesgo de evolucionar a cáncer como las lesiones escamosas intraepiteliales de bajo grado del cuello uterino, vagina o vulva, también llamadas neoplasias intraepiteliales de grado 1 o displasias leves.

Una cantidad menor de lesiones intraepiteliales tiene alto riesgo de evolucionar a cáncer como las lesiones escamosas de alto grado, llamadas también neoplasias intraepiteliales de grado 2 y de grado 3 o displasias moderadas, severas y carcinoma in situ, y las lesiones glandulares como el adenocarcinoma in situ.

A las lesiones de bajo riesgo se les puede dar la chance de observación hasta ser eliminadas por las defensas del cuerpo; en cambio, a las lesiones de alto riesgo o las lesiones de bajo riesgo que persisten por más de 2 años se le debe tratar.

El principal factor de riesgo de desarrollo de lesiones intraepiteliales es el Virus del Papiloma Humano; pero, no es el único factor. Las defensas del cuerpo (respuesta inmune) también son importantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: