Coronavirus

COVID19, siguiente medida: Desarrollo de aislamiento y protección selectivos

Si bien el aislamiento social general está desacelerando la propagación del coronavirus en el Perú, siendo necesaria su aplicación aún cuando su costo económico nacional sea alto, me atrevo a proponer, adicionalmete, el desarrollo de aislamiento selectivo estricto acompañado de medidas de protección...

Si bien el aislamiento social general está desacelerando la propagación del coronavirus en el Perú, siendo necesaria su aplicación aún cuando su costo económico nacional sea alto, me atrevo a proponer, adicionalmete, el desarrollo de aislamiento selectivo estricto acompañado de medidas de protección para los que se afectarían.

La finalidad sería:

  1. Que se consolide el control de la propagación del virus
  2. Que reemplace al aislamiento social general cuando los índices de propagación reviertan pero persista el riesgo de rebrote

¿En qué consistiría este aislamiento y protección selectivos?

El aislamiento selectivo estricto consistiría en confinar estrictamente en su hogar, albergue, área geográfica, localidad según sea más conveniente a los individuos sin síntomas o molestias menores con alto riesgo de haber sido infectados por el coronavirus (por ejemplo, que han tenido contacto o estuvieron en un lugar de reunión de un paciente COVID 19 positivo) hasta que se demuestre por pruebas de laboratorio que están libre de infección, o que estuvieron infectados pero que al momento ya no tienen capacidad de infección, o hasta que pase el periodo de seguridad del aislamiento.

Durante, el periodo de aislamiento estricto esas personas debieran recibir apoyo para cubrir sus necesidades básicas y puedan cumplir sus obligaciones sin que ningún aislado tenga que salir fuera del cerco impuesto, evitando la interacción con los otros miembros de la comunidad. Debieran tener apoyo monetario directo equivalente al que dejan de percibir por el periodo de inmovilización o facilidades para financiar sus gastos en servicios, alquileres, pagos de hipoteca etc. También, un marco normativo que prevenga el despido de su centro laboral.

En suma, se trataría de crear un protocolo de aislamiento estricto y protección selectivo que cree una barrera segura entre los infectados/sospechosos de infección y el resto de la comunidad desarrollado por un conjunto de equipos que interactuarían para asegurar ese fin y articulados desde el más alto nivel de ejecución.

En esta fase de aislamiento general se debiera desarrollar y fortalecer paralelamente el aislamiento selectivo que necesita una serie de herramientas que irían desde equipos de trabajo dedicados a indagar por los contactos del paciente COVID positivos dirigidos por personal entrenado en vigilancia epidemiológica e identificarlos en sus áreas geográficas, enlazados con equipos de acción que efectivamente los localizan e instruyen en el protocolo de aislamiento y que coordinan con el equipo de las fuerzas del orden que ayudarían ha hacer respetar el cerco estrictamente, con el equipo de trabajo encargado de aprovisionamiento y con el encargado de soporte monetario y protección laboral.

En la fase siguiente al aislamiento social general, el aislamiento selectivo, permitiría ejercer el control de los casos y contactos cada vez de forma más fina y que el resto de la población vaya retomando sus actividades progresivamente según convenga al control de la enfermedad y economía nacional. También para entonces tendría la experiencia y agilidad para controlar nuevos brotes cuyo riesgo estará presente hasta que se controle el COVID19 en el mundo sea por medidas de inmovilización, sea por el desarrollo de una vacuna segura.

Este aislamiento estricto y protección selectiva tendría diferentes niveles de aplicación individual, a nivel de hogar, de área geográfica local, de albergue, de localidad, de ciudad o de región según proponga el equipo de vigilancia epidemiológica central que sería el equipo que en última instancia recibiría toda la información de los equipos de vigilancia locales. Permitiendo al más alto nivel tomar las decisiones de envergadura nacional y regional como:

  • Abrir progresivamente fronteras entre ciudades, regiones, internacionales conforme convenga
  • Reactivar progresivamente actividades económicas, educativas, recreativas, etc

En cuanto al protocolo según el nivel debe difundirse medidas claras y precisas actualizadas y desarrolladas en el más alto nivel de forma unificada para el individuo, el hogar, el albergue, el àrea geográfica local, la ciudad o región que se afecte según convenga y conforme se desarrolle el conocimiento y tecnología contra el COVID 19.

¿Cuál sería el fundamento del aislamiento selectivo y en que se diferencia del aislamiento social general?

Para entender la propuesta de aislamiento selectivo empezaré explicando el fundamento del aislamiento social general: La diseminación de una infección como la del COVID 19 que depende de la interacción cercana y/o estar en las proximidades de la persona infectante al momento o poco después depende directamente de la movilidad y aglomeración de la comunidad afectada, y también del número de infectados. A mayor movilidad, aglomeración y número de infectados mayor propagación.

Si disminuimos la movilidad y aglomeración de la comunidad en general y mantenemos bajo el número de infectados, reducimos la velocidad de diseminación de la infección entre sus integrantes de manera que la enfermedad que provoque no rebase la capacidad de atención de los servicios de salud, esto es lo que hace el aislamiento social general con las medidas tomadas desde el gobierno peruano. Está intervención es muy útil, cuando desconocemos o prescindimos de la información de quienes son las personas con capacidad de trasmitir la infección. Es una medida sin discriminación y de alto costo económico y de coerción de libertad de los individuos.

El aislamiento social selectivo tendría su fundamento en lo siguiente: Si podemos identificar a los individuos con capacidad de trasmitir la infección (casos positivos por identificación del virus o enfermos altamente sospechosos de infección por COVID-19 usando solo criterios clínicos), o al menos si sospechamos de quiénes son los que tienen mayor posibilidad de ser transmisores (todos los contactos con/sin síntomas del individuo positivo), podemos aplicar aislamiento selectivo estricto de esas personas ayudando a reducir de manera más eficaz la transmisión.

Es deseable que a las personas aisladas de manera estricta se les brinde todas las facilidades para que se mantengan fuera de circulación circunscritos a sus hogares, albergues, edificios o localidades según sea la capacidad de discriminación y de aislamiento que se pueda ejercer.

Las medidas de aislamiento selectivo estricto debieran aplicarse lo más temprano posible para ser viables, ya que cuánto menor sea el número de infectados o con sospecha de infección, mayor sería la capacidad de aplicar las medidas selectivas.

El aislamiento selectivo no se contrapone a al aislamiento general. Ambos se complementan mejorando el control de la diseminación, y cuando se tenga indices favorables de contención de la diseminación, sería la intervención ideal para reemplazar el aislamiento general. Un aislamiento selectivo eficaz permitiría controlar con menor sacrificio. Pero, conseguir que sea efectivo requiere del desarrollo y afinamiento de sus procesos. Lo cual debe lograrse en su propio caminar, y usando experiencias semejantes pasadas(otro tipo de brotes) y en curso en algunos países en el contexto del COVID19.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: